Ante orden de reubicación, esperan un “milagro de Dios”

El barrio Milagro de Dios ha estado en el foco de todos los medios ante la negativa de la comunidad en recibir el auxilio de arrendamiento que les ofreció la Administración Municipal como medida de solución ante la inseguridad que algunas viviendas presentan al estar construida en zona de alto riesgo.

Todo esto empezó cuando la Personería Municipal por medio de una acción de tutela solicitó la reubicación inmediata, con el fin de “garantizar los derechos fundamentales a la vida e integridad de 277 personas, quienes se encuentran en riesgo inminente de ser vulnerados” así lo confirmó la Personera Juliana Victoria Ríos a LOS JUANES.

Un poco de historia
El barrio el milagro de Dios es un asentamiento subnormal que se ubicó encima del sistema de alcantarillado del municipio hace más de 10 años, quienes según el Coordinador de Gestión del Riesgo de Armenia, Javier Vélez Gómez “accedieron de forma irregular, me explico, rompieron a martillo y cincel, el sistema de alcantarillado para ellos introducir el sistema de desagüe de las viviendas, lo que lógicamente causa que un tubo de esos se fracture con las fuertes presiones de las aguas lluvias de los últimos días, esa tubería de alcantarillado literalmente estalló”.

Además, agregó que “en este momento hay muchísimos tramos que no existen ya de esa tubería, por lo tanto, el agua está corriendo por debajo de las viviendas sin ningún tipo de canalización, generando socavación y que muchas de esas viviendas estén prácticamente en el aire porque toda su tierra de soporte ha sido barrida por las lluvias de esta temporada”

Para la Personería es muy preocupante el riesgo inminente en el que se encuentran las 81 familias que habitan en el asentamiento milagro de dios, por el riesgo que hay del colapso de las viviendas, por eso se interpuso la acción de tutela y a razón de ello, espera el fallo definitivo de primera instancia, que según la personera Juliana Victoria Ríos “eventualmente podría estar proferido en esta semana por el juzgado tercero civil del circuito Armenia, para mira a ver cuál va ser la decisión del juez de conocimiento”.

Inicio de la polémica
Hasta el momento 14 viviendas están reportadas con “riesgo inminente”, es decir, son casas que están con recomendación de evacuación preventiva, debido a ello, la administración municipal entregó como medida de solución auxilios de arredramiento, no obstante, las familias que viven el sector no quisieron recibirla, porque lo que pretenden es una reubicación definitiva.

El auxilio de arrendamiento consta de un subsidio mensual de 200.000 pesos, monto que habitantes de la comunidad alegan que “no es suficiente, teniendo en cuenta, que tienen una vivienda en donde puede albergar a toda su familia”.

Sobre esto, el Coordinador de Gestión del Riesgo de Armenia confirmó que: “El barrio está compuesto por 81 viviendas y el auxilio de arrendamiento para Armenia está tazado en 200.000 pesos mensuales, por eso se llama auxilio de arrendamiento, no es un arrendamiento” y añadió que “lastimosamente, no todos, pero algunos han recibido de manera agresiva al personal de la administración municipal que ha llevado los auxilios de arrendamiento”

La personera enfatizó que “hay una decisión judicial que obliga a las entidades accionadas a reubicar a las 81 familias, y las decisiones judiciales son de obligatorio cumplimiento, máxime cuando con ellas se busca la garantía de derechos fundamentales”. No obstante, Javier Vélez Gómez, señaló que se trata de una reubicación de alojamientos temporales, por ende, no está dictaminado la entrega de viviendas, la cual, menciona que de pronto ha sido mal interpretado por la comunidad.

La última palabra la tiene el juez
La Personería manifestó que ya se venció el plazo de tres días que tenía la administración municipal para realizar la reubicación inmediata.

Desde la coordinación de Gestión del Riesgo, Javier Vélez Gómez afirmó que: “Si es un orden judicial, lógicamente hay que darle el trámite y ya tocaría lastimosamente el uso de la fuerza si toca llegar a esas consecuencias, repito es una orden judicial, ese sería el orden del tema en ese sentido” además agregó que “ellos en este momento estas asumiendo toda la responsabilidad de lo que pueda suceder con ellos, porque ya la administración ha agotado, digamos así, toda solución que ellos no quieren acatar”.

Mientras tanto, la comunidad ha manifestado que no piensan dejar las casas que durante muchos años han ido adecuando, así sea en forma irregular, para tener una mejor calidad de vida, que a menos que haya garantías de una reubicación que los provea de vivienda digna se desplazarían, si no es en esas condiciones mantendrán su postura de permanecer en el sector.

Queda en manos del juez establecer las vías legales para garantizar los derechos fundamentales que la personería piensa que están siendo vulnerados y establecer los plazos para que la administración municipal diseñe y aplique un plan de reubicación para las 81 familias que viven en el sector.

Este tipo de situaciones se replican en todos los departamentos de Colombia, porque los asentamientos se levantan en todo el país, que sumado al flujo migratorio que se ha venido presentando desde el año pasado, los expertos aseguran, que “los fenómenos de invasión están completamente disparados”, lo que nos lleva a preguntarnos ¿qué medidas tomará el Estado para garantizar una vivienda digna fuera de peligro para todas las personas que por alguna razón se vieron construyendo sus hogares en zonas de alto riesgo?

Ante orden de reubicación, esperan un “milagro de Dios”

GENERALES |