Ante la contaminación, la justicia no es ciega

Por la falta de un Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, Psmv, el Tribunal Administrativo del Quindío falló en contra del municipio de Armenia; la Corporación Autónoma
Regional del Quindío; la Nación; el Ministerio de Ambiente y
Desarrollo Sostenible; el Ministerio de Vivienda, Ciudad y
Territorio; el Departamento del Quindío y Empresas Públicas de
Armenia, EPA, obligando a estas entidades que realicen en un período de un año dicho plan además de realizar análisis técnicos, inversión financiera, rendir cuentas trimestralmente al despacho administrativo, entre otros.

«La administración municipal de Armenia, Empresas Públicas de Armenia, EPA, y la Corporación Autónoma Regional del Quindío deben realizar de manera coordinada un completo y detallado diagnóstico del problema de vertimientos de aguas residuales sin tratamiento en las quebradas de la ciudad, que comprenda el impacto de la población flotante (turismo) y el incremento reciente de desarrollos urbanos y en el mismo contendrá las conclusiones y acciones a ejecutar a corto, medio y largo plazo”, indica el fallo.
Podrá tenerse en cuenta en el anterior diagnóstico, toda la
documentación, estudios y análisis que las entidades tengan en
sus dependencias o que ya se hayan realizado.

La primera mesa técnica será programada por el Alcalde de
Armenia dentro de los siguientes tiempos:

Un (1) mes a quedar en firme la presente providencia y la misma se reunirá periódicamente hasta que se finalice el trabajo aquí ordenado y no podrá superar el término de un (1) año», sacado de la sentencia.

También el acto administrativo declara:, «constituya en su actividad administrativa, planeación y ejecución presupuestal UNA PRIORIDAD la atención eficiente a la problemática ambiental».

Y es que la acción administrativa sanciona a las entidades antes mencionadas por el mal manejo de aguas residuales de viviendas, desechos arrojados a cuencas y quebradas por parte de empresas privadas y la no proyección ambiental del crecimiento exponencial de la ciudad en convergencia con la naturaleza.

«Se ordena a los demandados financien y apalanquen planes, programas, proyectos, obras y actividades que se proyecten en el anterior diagnóstico y/o los proyectos, planes, obras o programas que ya se encuentren debidamente sustentados técnicamente, y se orienten a la protección de las quebradas que atraviesan el municipio de Armenia, teniendo como eje central la ejecución de un sistema de recolección y tratamiento de aguas residuales que ofrezca técnicamente un adecuado y eficiente servicio público a la población de la ciudad. Se priorizarán las obras y proyectos más urgentes», indicó el fallo.

La sanción también contempla la obligatoriedad de los demandados a que «administrativa, técnica y financieramente generen un sistema de recolección y tratamiento de aguas residuales domésticas
que garantice el respeto a las normas superiores y, de ser imprescindible, gestionarán ante organismos internacionales y/o
multilaterales los recursos financieros y logísticos que sean necesarios para que los planes, programas, proyectos, obras y actividades planeadas se ejecuten».

Según se conoció, las obligaciones adquiridas por las entidades para desarrollar un Psmv pasaría los $5 mil millones.

Otras obligaciones son:

1. No permitir nuevas descargas directas sin el debido tratamiento técnico de la red de alcantarillado a las fuentes hídricas de Armenia.

2. Desarrollar en el Plan de Ordenamiento Territorial, POT, un sistema de crecimiento sostenible medioambiente-ciudad.

3. Evaluar los servicios públicos y crecimiento urbanístico, entre otros, con el fin de que no se esté afectando de nuevas formas la naturaleza de Armenia.

Lo anterior, según el fallo, deberá ser ejecutado en los próximos 6 meses.

También el analizar las licencias nuevas de construcciones estructurales en la ciudad, las cuales deberán tener como principios rectores el buen uso del agua, la calidad de la misma, plan de manejo de aguas residuales entre otros.

Recuperar las más de 50 quebradas que tiene Armenia de la contaminación que sufren y velar porque su vida sea más garantizable.

Por último la creación de un Comité de Evaluación de los requerimientos antes solicitados en un termino de tres meses desde la promulgación de esta sentencia, o sea en abril próximo.

En total, en enero de 2020 la sentencia deberá ser terminada en su etapa de ejecución.

EPA apelará

Gonzalo García Rivera, gerente de Empresas Públicas de Armenia, EPA, señaló que apelará la decisión del tribunal.

«Recibo el fallo de buena manera porque nos exige a varias entidades unirnos para ejecutar un buen Psmv, pero de igual manera apelaré la decisión por no haber sido citados a la audiencia», expresó Garcia Rivera.

Ante la contaminación, la justicia no es ciega

NOTAS DE FONDO |