ANÁLISIS ELECTORAL LOCAL. En el Quindío, Fajardo la gran sorpresa. Triunfo de Duque, esperado y derrotadas las maquinarias de Vargas Lleras

  • Liberalismo atraviesa su mayor crisis de la historia

El resultado de las elecciones presidenciales del Quindío tiene varias lecturas: la primera, es que si bien la propuesta de Fajardo era de centro, nadie, diferente a sus seguidores, regionalmente lo daba como un fuerte competidor para Iván Duque. Todo porque las especulaciones estaban orientadas a la maquinaria bien aceitada de Germán Vargas Lleras y a Gustavo Petro, quien no solamente llenó la plaza de Bolívar, sino que encarna el inconformismo reflejado en el antiuribismo.

Sin embargo, la noticia para la política regional es que en Armenia Sergio Fajardo fue la gran sorpresa electoral: 61.379 votos, más que un triunfo político para los verdes, por encima de sus competidores en la carrera presidencial, es toda una revelación regional, que tiene otras lecturas a su vez, que en un informe posterior se podrán hacer. El candidato profesor obtuvo más votos en Armenia este 27 de mayo que Oscar Iván Zuluaga en todo el departamento en la primera vuelta de 2014 (56.497 votos). Al final, el antioqueño en todo el Quindío se alzó con 97.741 sufragios, una nada despreciable cifra para proyectos políticos locales y departamentales de esa colectividad (11.331 votos menos que Iván Duque). Estuvo cerca.

El triunfo de Duque, el favorito de las encuestas para ser el nuevo inquilino de la Casa de Nariño, estaba casi que descontado departamentalmente, aunque no haber ganado en Armenia les dejó una sensación agridulce a los del Centro Democrático. El Quindío sigue demostrando que es una zona uribista, y así lo demuestran las cifras históricas: En 2002 Álvaro Uribe obtuvo 126.633 votos frente a 38.640 de Horacio Serpa; en el 2006 Uribe Vélez con 132.826 derrotó también en primera vuelta a Carlos Gaviria y nuevamente a Horacio Serpa con 35.128 y 15.802, respectivamente. En el 2014 Oscar Iván Zuluaga le ganó las dos vueltas presidenciales a Juan Manuel Santos acá. En la primera le sacó 10 mil votos y en segunda, 11 mil. En el plebiscito de 2016 votaron 188.400 personas en el Quindío y el NO liderado por el ex presidente Uribe logró el 60.13% de los votos (111 mil votos), frente al 39.86% (73 mil votos) del SÍ.

Los 109.072 votos que obtuvo Iván Duque a nivel departamental este domingo casi duplican la votación que logró Zuluaga en la primera vuelta de 2014, que ya se dijo, fueron 56.497 votos. Un buen resultado para el senador Uribe, y excelente para el congresista electo Diego Javier Osorio, quien pasó su primera gran prueba de fuego electoral y un punto de partida para el Centro Democrático, que se alista pa tigre en el 2019 en las elecciones regionales.

Por su parte Gustavo Petro con su Colombia Humana logró en el departamento 30.357 votos, un resultado importante que le ayudó de alguna forma para incrementar su enorme votación nacional cercana a los 4,9 millones de votos en Colombia. Se podría decir que esos electores son todos de opinión. Los “petristas” quindianos se alistan con toda para la segunda vuelta.

Derrotadas las maquinarias

La otra gran lectura es que la corriente fucsia, en el pasado reciente gran electora quedó derrotada por partida triple. No solamente en las pasadas elecciones de Marzo la ex gobernadora Sandra Paola Hurtado Palacio perdió su opción de llegar a la Cámara de Representantes, sino que le fue ratificada su destitución e inhabilidad por la Procuraduría General de la Nación por los próximos 11 años. Y los resultados de hoy, la anclan al fondo del abismo electoral en el corto plazo, al menos.

Germán Vargas Lleras logró 11.861 votos en el Quindío, el 4,5% del total. Iván Duque el gran triunfador sacó casi diez veces más que él, sin la maquinaria acostumbrada, esta vez, la de Cambio Radical, reforzada por las alianzas ya evidentes de los liberales del CAM, dadas a conocer en exclusiva por LOS JUANES. Las reuniones entre la ex mandataria departamental con Luz Patricia Loaiza (esposa del alcalde Carlos Mario Álvarez en graves líos judiciales) y Mayden Rocio López (esposa del congresista Luciano Grisales Londoño), también reveladas, demuestran que los electores votaron en forma independiente sin hacer caso a las “instrucciones de arriba”.

TAMBIÉN PUEDE LEER: REVELADOR AUDIO. Campaña presidencial “express” desde la alcaldía de Armenia: “hay que conseguir votos y votar por Vargas Lleras, órdenes de arriba”

Finalmente, la debacle del Partido Liberal del Quindío con varios ingredientes incómodos. El primero, es el impacto reputacional que tuvo esa vertiente política a raíz del escándalo de la valorización en Armenia, que tiene a dos de sus más connotados líderes tras las rejas, esperando que se resuelva su situación jurídica (la ex alcaldesa Luz Piedad Valencia y el actual mandatario Carlos Mario Álvarez).

A lo anterior se agrega el gran costo político nacional que tuvo que asumir Humberto de la Calle Lombana, por haber sido el jefe negociador del gobierno con las Farc en la Habana. Los colombianos no le perdonaron que se hubiese impuesto el proceso por encima del plebiscito que perdió Juan Manuel Santos en las urnas. Los graves problemas que ha tenido la implementación de los acuerdos, profundizados por el caso Santrich.

De la Calle obtuvo en el Quindío apenas 4.335 votos (1,66%) por otras razones adicionales. Y la más reciente es que así como ocurrió en Colombia, los congresistas liberales abandonaron progresivamente a su candidato, así dijeran lo contrario en comunicados de prensa y en el departamento no fue la excepción. Los acuerdos exprés ya conocidos por la opinión pública local, quienes según los audios (dados a conocer por LOS JUANES), eran ordenados por el propio Congresista Grisales Londoño, su esposa y la esposa del alcalde. Todo eso refleja el efecto en las urnas.

Serán los organismos de control con la Procuraduría General de la Nación a la cabeza y los mismos directivos del Partido Liberal a nivel nacional, los que no solamente interpreten si hubo constreñimiento al elector, doble militancia y si esos resultados se “compadecen” con el trabajo de los jefes rojos del CAM.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ANÁLISIS ELECTORAL LOCAL. En el Quindío, Fajardo la gran sorpresa. Triunfo de Duque, esperado y derrotadas las maquinarias de Vargas Lleras

POLÍTICA |