Amable prioriza una vía del norte. Y el cambio, que no estaba planeado, enfurece a ciudadanos del sur

Una decisión, aparentemente cotidiana tiene con los pelos de punta a los vecinos de la carrera 18 entre la glorieta 3 esquinas hasta la glorieta Malibú (séctor hospital del sur) y a quienes transitan hacia el sur occidente de Armenia, porque después de esperar por años esta rehabilitación los recursos irán a parar al norte de la ciudad.

La comunidad, muy preocupada denunció, lo que para ellos es una grave irregularidad: los recursos aprobados para la obra, los van a dedicar a otra.

El CONPES 3572 de 2009, es la política que reglamenta y le da vida al Sistema Estratégico de Transporte Público de Armenia y de acuerdo con lo que siempre se ha dicho por parte de los representantes de Amable que es una empresa industrial y comercial del estado, los recursos son de destinación específica. Es decir, no se pueden usar en obras o inversiones que no estén incluidas en este documento.

“Sin embargo,  causó sorpresa encontrar en el portal de Colombia Compra Eficiente (SECOP) donde las entidades estatales deben publicar todos los procesos de contratación, una convocatoria de mínima cuantía cuyo objeto es la realización de los estudios de suelos y diseños para la rehabilitación de la calle 26 norte desde la carrera 6 (sin incluir la intersección) hasta la carrera 14 (sin incluir la glorieta)”.

Con el fin de contextualizar un poco a nuestros lectores, es la avenida donde se encuentra ubicado el Centro de Convenciones de la ciudad de Armenia, que la verdad sea dicha está en pésimas condiciones, dijeron los denunciantes que con documentos en mano explicaron la presunta irregularidad.

Después de la queja, LOS JUANES pudo establecer después de consultar a expertos en el tema, que estos diseños que se encuentran ya adjudicados fueron priorizados por encima de rehabilitaciones viales tan importantes como la vía Malibú – Tres Esquinas (sur occidente de Armenia), que sí se encuentra incluida en el CONPES dentro del componente de otras rutas de buses y que a la fecha está en veremos.

Ciudadanos del sector indicaron que resulta difícil de creer es el hecho de que los cerca de 18 millones de pesos que valen estos estudios (sin contar la obra como tal) se estén desviando de los proyectos ya concertados con el Gobierno Nacional y que son necesarios para la movilidad de la ciudad, como lo es este de Malibú, que es la cara de entrada para los turistas que vienen del sur occidente del país.

Llama la atención también, que el trámite para hacer esta redistribución modificando el alcance del proyecto es largo (mínimo seis meses) y dispendioso, el cual debe ser aprobado por la junta directiva de la Empresa Amable, con el correspondiente análisis que demuestre que se le dará cumplimiento como mínimo a los 32,17 kilómetros de vías rehabilitadas (meta física), para destinar recursos del proyecto a un gasto no elegible que le corresponde al municipio.

¿Será que sí existe dicho documento para que la entidad esté abonando el camino para esta nueva obra?

Amanecerá y veremos…

 

 

Amable prioriza una vía del norte. Y el cambio, que no estaba planeado, enfurece a ciudadanos del sur

INFORME ESPECIAL |