Abogados critican falta de rigurosidad de la Fiscalía en caso de valorización

Hoy fue el turno de la defensa en el caso de valorización, dentro del marco de la audiencia de medida de aseguramiento que pide la Fiscalía a la exalcaldesa Luz Piedad Valencia Franco, su esposo y otros cinco exfuncionarios. El común denominador fue la descalificación que hicieran los penalistas de los argumentos de la representante del ente acusador.

Uno por uno fueron desfilando los abogados, replicando detalladamente los testimonios entregados por la Fiscal Evelyn Ibarra, quien tomaba atenta nota de los alegatos de los defensores, que desde luego, cumplían con su papel.

El total acceso de los medios de comunicación y la inmediatez con la que miles de quindianos y colombianos siguen por las redes sociales los pormenores de las diferentes audiencias, muestra también la estrategia de parte y parte, lo que deja claro que durante sesiones como estas, es evidente que solo la juez será la que decida el próxima martes, quién tiene la razón, cuando fije una posición en el caso penal más emblemático jamás ocurrido en el Quindío, en  donde se juega el prestigio y la libertad de una de las casas políticas más representativas del departamento.

Para la muestra un botón

En uno de los casos, cerca de hora y media tomó la defensa del ex sub director del departamento jurídico de la Alcaldía de Armenia, Juan Sebastián Londoño, para pedirle a la Juez Segunda Penal de Armenia que no acepte la petición de la Fiscalía de imponerle a su cliente medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, porque según el jurista, las pruebas no son lo suficientemente contundentes.

El abogado hizo un detallado relato de los delitos que se le endilgaron a su defendido (interés indebido en la celebración de contratos, celebración de contratos sin  el cumplimiento de requisitos legales, falsedad ideológica en documento público y concierto para delinquir) y al igual que sus colegas, rechazó la falta de severidad de la Fiscalía en la construcción de las razones jurídicas que sustentó la fiscalía, durante sus exposiciones.

Frente a la suscripción de contratos sin el lleno de requisitos legales, el defensor evidenció que no existía fundamento por parte del organismo de acusación, toda vez que en el Secop, que es la base de datos donde se publican los procesos contractuales del estado para que la comunidad les haga seguimiento, se encuentran todos los diseños para los proyectos de valorización, en fase dos (de factibilidad), que es la que simula el modelo aprobado por las partes contratantes y tiene como finalidad establecer si el proyecto es factible o no.

Al relatar el interés indebido en la celebración de contratos, hizo referencia a la falta de elementos probatorios por parte de la Fiscalía que demostraran el interés de Londoño Forero para que se adjudicaran estos contratos al Consorcio Díez Cardona. Ni si quiera en la declaración de su “testigo estrella”, como el mismo abogado lo denominó.

En cuanto a la falsedad ideológica en documento público, aseguró la defensa que no es posible expedir una orden de captura por una presunta falsedad sin antes haber esclarecido los hechos, sobre todo, si se tiene en cuenta que durante la declaración de Díez Cardona dijo conocer al abogado por su participación en los comités de evaluación de las obras, pero no haber tenido mayor contacto con él, ni saber si firmó alguno de los contratos.

En lo que tiene que ver con el concierto para delinquir, se argumentó que algunas acusaciones no tienen soporte y son ilógicas, si se tiene en cuenta que no existe ningún elemento probatorio que demuestre lo contrario.

Para justificar esta afirmación la defensa de Londoño Forero hizo referencia al actuar de su defendido, al renunciar a un contrato de prestación de servicios que tenía con la Alcaldía de Salento, pese a su precaria situación económica; el no contar con antecedentes de ningún tipo y la más importante: la condición única de su hijo, quien tiene una enfermedad huérfana, para lo cual deben mantenerle enfermera las 24 horas del día.

Teniendo en cuenta todos estos argumentos, finalmente la defensa se mantuvo en la solicitud de que una medida de aseguramiento no era necesaria, no solo por la afectación directa que se le haría al núcleo familiar de Londoño Forero, sino por la falta de argumentos jurídicos que sustentó la Fiscalía.

Vale aclarar que Juan Sebastian Londoño es el único de los siete imputados que se encuentra en libertad, porque su captura fue declarada ilegal, no obstante su abogado destacó que voluntariamente sigue acudiendo a las audiencias.

 

 

 

Abogados critican falta de rigurosidad de la Fiscalía en caso de valorización

BLANCO & NEGRO |