A “buen recaudo” presunto sicario adolescente de Montenegro

No es un secreto que las bandas de crimen organizado del Quindío están utilizando menores de edad para materializar ajustes de cuentas y para conformar grupos de sicarios, que por su edad, no son susceptibles de medidas igual de estrictas a las que contempla la justicia penal colombiana con los adultos.

De otro lado, la descomposición social y la falta de oportunidades viene desencadenando enormes peligros para los jóvenes, que ven en la delincuencia una alternativa fácil y rápida para conseguir ascender social y económicamente.

Algunos municipios del departamento están siendo afectados por este fenómeno socioeconómico.
Un Juez Penal Municipal, con funciones de control de garantías para menores infractores de la ley, afectó con internamiento preventivo a un adolescente, de 17 años de edad, en el Centro de Atención Especializado, CAE, La Primavera de Montenegro.
El menor es señalado por las autoridades de cometer los delitos de homicidio agravado, homicidio en la modalidad de tentativa y tráfico, porte y fabricación de armas de fuego o municiones.
Según la Fiscalía General de la Nación, FGN, el joven sería presuntamente el responsable del asesinato de Luis Eduardo Plazas Angulo, y de disparar un revólver contra Kevin Johan Ramírez Restrepo, de 20 años de edad, que sobrevivió al atentado sicarial.
La víctima mortal, de 19 años de edad, fue baleada, posiblemente por el adolescente, en el barrio Pueblo Nuevo, carrera 14 con 10B vía pública de Montenegro.
Plazas Angulo sufrió seis impactos de arma de fuego en diferentes partes de su cuerpo, heridas que fueron mortales.
El crimen habría ocurrido tras un tiroteo, según la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, toda vez que al lado del cadáver se incautó un revólver calibre 38 largo, marca Smith and Wesson, con dos vainillas y cuatro casquillos percutidos en el tambor.
El presunto sicario fue aprehendido a pocos metros de la escena del crimen con una pistola nueve milímetros, con un cartucho y seis proyectiles por percutir.
Las autoridades sospechan que este no sería el único muerto que el joven tendría “encima”, pero el homicidio de Plaza Angulo, -registrado la madrugada de este lunes 11 de marzo-, fue imputado al menor, al igual que la tentativa de homicidio contra Ramírez Restrepo y el tráfico, porte y fabricación de armas de fuego o municiones.
El cuerpo sin vida y el lugar de los hechos fue inspeccionado técnicamente por peritos de la Policía Nacional, donde fue recolectado material probatorio para el caso.
Sobre el porqué de los hechos, las autoridades no tienen una hipótesis fuerte que permita esclarecer lo sucedido.

A “buen recaudo” presunto sicario adolescente de Montenegro

BLANCO & NEGRO |