33 meses de prisión sería la condena a mujer que golpeó a su bebé recién nacido en Córdoba

LOS JUANES conoció en exclusiva que Paola Andrea Pineda Muñoz sería condenada el próximo 19 de febrero a 33 meses de prisión por golpear a su bebé de 11 horas de nacida.

La defensa de la mujer habría logrado demostrar la marginalidad de la procesada y por ende, el Juzgado Único Penal del Circuito de Conocimiento de Calarcá dictaría dicha sentencia.
Al parecer, la Fiscalía General de la Nación, FGN, va a apelar la condena y por ende la sentencia iría al Tribunal Superior del Distrito Judicial de Armenia, donde los magistrados evaluarían lo procesado y dejarían en firme o no la purga.
Paola Andrea es investigada por el delito de tentativa de homicidio porque, presuntamente, agredió con una guadua a su hijo recién nacido en el municipio de Córdoba, todo porque no paraba de llorar.
El bebé se recuperó y ahora está bajo custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, además la mujer no podría recuperar la patria potestad sobre su descendiente.

Lo increíble del caso, es que la sindicada, que fue afectada con medida de aseguramiento preventiva intramural en establecimiento carcelario en mayo del 2017, podría recuperar su libertad a finales de este año. Lo anterior en el caso de que la sentencia quede en pie, esto porque el tiempo que lleva privada del derecho sería descontado de la pena.

En contexto

Los últimos días de mayo del 2017 se conoció la macabra historia de un bebé, de 11 horas de nacida, brutalmente golpeado, al parecer por su progenitora.
Se trataba de la hija menor de Paola Andrea Pineda Muñoz, quien fue salvada por los médicos en Armenia, tras sufrir dos infartos a causa de los politraumatismos sufridos en Córdoba.

Según el Fiscal 13 Seccional de Calarcá, en audiencias de control de garantías contra la mujer, realizada ante el Juzgado Único Promiscuo de Buenavista, “la señalada intentó asesinar a su propia hija en el baño de su casa tras 11 horas de nacida, todo para que dejara de llorar y así el padre de Paola no se diera cuenta de que la menor existía”.
En la solicitud de medida de aseguramiento, el representante del ente perseguidor penal, manifestó que, “Pineda le comentó a una amiga que mejor hubiera botado a la basura a la niña y se hubiera evitado este problema”.

Añadió que, “la pequeña llegó con rastros de pasto y tierra al hospital San Roque de Córdoba, donde su progenitora la llevó luego de golpearla con una astilla de guadua”, esta versión fue apoyada por el comandante de Policía del Quindío, para esa época, coronel Ricardo Suárez Laguna: “Al parecer, la mujer también trató de enterrarla”.

Finalmente, la sospechosa del crimen de tentativa de homicidio con menor de 14 años de edad, le habría expresado a su padre, abuelo de la víctima, que la niña se la había encontrado en la calle, que la recogió, pero no paraba de llorar: indicando así que no era suya.

33 meses de prisión sería la condena a mujer que golpeó a su bebé recién nacido en Córdoba

BLANCO & NEGRO |