31 años de cárcel a feminicida de su progenitora: conozca la historia

Una de las historias más tristes de La Tebaida llegó a su final cuando el Juzgado Quinto Penal del Circuito de Conocimiento de Armenia condenó a Alejandro Marín Jiménez por el feminicidio de su progenitora, Esperanza Jiménez Castro.

El mes del Día de La Madre en 2018 fue fatal para ‘Pancha’, de 57 años de edad, quien fue asesinada por su hijo el viernes 25 de mayo, ocho días después de celebrar esta fecha especial.

Casi un año después, el juez de conocimiento dictó 31 años y 25 días al hombre no mayor de 25 años de edad.

Cuentan conocidos de ‘Pancha’, que la dama hizo todo lo posible para que su hijo saliera del mundo de las drogas, sonreía cuando ‘Alejo’ salía de las fundaciones con una mirada de esperanza, la que no tuvo cuando asesinó a Esperanza.

La alcaldesa de ese municipio, Patricia Buitrago, recuerda a la mujer como una señora luchadora, que trabajaba en lo que fuera y que asistía a las actividades de su gobierno “Días antes de que ocurriera el fatal hecho, yo la condecoré por su disposición, una dama siempre con ganas de vivir”, comentó la burgomaestre.

“Este mes de La Madre se hizo justicia”, dicen los tebaidenses que recuerdan a Esperanza como una mujer llena de valor.

Una sobrina de ‘Pancha’, prima de Alejandro, fue el día siguiente de la tragedia a buscar a su tía, que no contestaba el celular.

Según la Fiscalía, la pariente de la víctima y del victimario, se encontró a Alejandro ensangrentado; hecho que preocupó a la mujer que buscó a Esperanza hasta encontrarla como la peor escena de película de terror, envuelta en una sábana y debajo de una cama… sin signos vitales.

El hijo de la víctima escapó y en un matorral cercano a La Tebaida fue hallado por la Policía, que lo condujo hasta la estación de esa autoridad en esa municipalidad.

Como el arresto no fue en la flagrancia del feminicidio, la Fiscalía tuvo que conseguir en la madrugada del domingo, dos días después del crimen, una orden de arresto emanada por uno de los juzgados penales municipales, con funciones de control de garantías de Armenia.

Tras la boleta de captura, el joven fue dejado en libertad de la estación pero cuadras más adelante, funcionarios de la Seccional de Investigación Criminal, Sijín, lo detuvieron para que respondiera por el crimen.

Un lunes más que caluroso en La Tebaida

El lunes, en horas de la tarde, como hoy, el Juzgado Segundo Promiscuo Municipal de La Tebaida realizó las audiencias de control de garantías, donde Alejandro Marín Jiménez aceptó que asfixió y con un objeto contunde asesinó a su mamá, todo porque ella no le dio dinero para que comprara estupefacientes.

La comunidad de la localidad quería cobrar venganza con sus manos, y un alto número de personas esperaban ansiosos para linchar a Marín.

Pero el comandante de la Policía en ese municipio, para esa época, el capitán Luis Botía, tuvo que ingeniarse una estrategia para sacar a Marín de las instalaciones judiciales; llevarlo hasta la estación municipal en el baúl de un vehículo particular oficial, el cual pasó con las ventanas abajo por en medio de las personas que tenían palos e ira para hacer “justicia”.

La juez de esa oportunidad dictó medida de aseguramiento preventiva intramural en establecimiento carcelario al confeso feminicida y hoy, el juez de conocimiento lo dejó en la cárcel por 31 años más.

31 años de cárcel a feminicida de su progenitora: conozca la historia

BLANCO & NEGRO |